lunes, 11 de junio de 2007

Regensburg (RegensPerry para algunos)

Para aquellos que seguimos "El sentido de la vida" hablar de RegensPerry es como habla de otro mundo. Un mundo de guiris aderezado con algunos españoles que sobreviven como soldados de fortuna. Si usted logra encontrarlos, quizá pueda tomarse unas cervezas con ellos. Se llaman "El Equipo Perry", tatatachan, tantantan, tarararararaaaaaa! tantarararaaaaaan.

En fin, después de esta tontuna que creo le debía a dicho blog (aunque GonzoTBA no tenga ni zorra idea de quién narices soy) voy a dar mi visión y experiencia personal en RegensPerry, estooooo, Regensburg.

Como resulta que my girlfriend está por tierras teutonas, visito asíduamente dicho pais. Y ya que estoy por allí solemos darnos buenos viajes para conocer ciudades relativamente cercanas a su lugar de residencia. Uno de estos viajes nos llevó a Ratisbona.

Un par de amigos se vinieron conmigo a Alemania sin saber muy bien las palizas que les esperaban.



Es que resulta que mi novia y yo somos muy de...cómo lo diría... ver de todo. Paramos poco, de vez en cuando para tomar una cerveza o un café, pero somos culo de mal asiento y siempre que podemos preferimos estar paseando o visitando una iglesia o museo que en un biergarten toda la tarde. Bueno, eso también, pero sólo algún día por ahí perdido que el tiempo no acompañe para pasear.
Esa mañana prometía, el cielo estaba relativamente despejado, lo cual por esos lares es mucho decir.

Nada más llegar nos dimos unas vueltecitas por las calles más emblemáticas, dejando bien claro que somos españoles.



Que cómo se hace eso? Parece mentira que lo seáis, coño. Pues hablando siempre a voces, riéndose de cualquier cosa y haciendo tontunas todo el tiempo. Lo de llamarse a voces ya lo he dicho? Pues eso. No es que enorgullezca de pegar voces, pero con los alemanes, más callados que un muerto, se agradece un poco de vida mediterránea, vamos digo yo.
A ver, que me pierdo. En dicha ciudad está la Catedral de San Pedro, una de las pocas Catedrales que no fue destruida en la Segunda Guerra Mundial.



Por el mismísimo medio de la ciudad cruza el Danubio, que de azul tiene lo que un pimiento. Es más bien verdoso con un toque amarronado. El azul debe de quedarse más arriba y a Ratisbona llega lo que sobra.



Por cierto, que hay disponibles barcos de vapor para darse unos garbeos al más puro estilo Ratisbonés, por el Danubio "Azul", chin chin, chin chin, tarirorari, chin chin, chin chin...



El Steineme brücke (puente de ese mismo nombre) tiene una torre en su orilla Izquierda, muy bonita. Creo recordar que se utilizaba como Torre de la sal (Saltz Torr), lugar donde se guardaba y distribuía la sal en la ciudad. En aquella época la sal era considerada casi en la misma medida que el oro. Daba sabor a los alimentos, pero sobre todo conserva la carne, deshidratándola y evitando que se corrompa. Daos cuenta de que los jamones, cecinas y demás se curan dándoles un baño de sal. Generalmente en cada población importante existían Casas de la Sal, que controlaban este bien preciado. De hecho, y poniéndome en plan "Sabihondo gilipollas", la palabra "salario" deriva de la cantidad de sal que recibían como sueldo los soldados, y formaba parte de la soldada. Bueno, que no quiero que me cierren el blog por ser un listillo. De esto habrá millones de personas que saben más que yo...



"Sus habitantes construyeron el mayor puente de piedra del mundo, que con sus más de 300 metros de largo fue durante mucho tiempo el único puente que cruzaba el Danubio. Cuando fue terminado en el siglo XII, fue considerado una maravilla del mundo. El puente era algo tan especial, que posteriormente se prohibió fumar a los caminantes que lo cruzaban".





"El Antiguo Ayuntamiento– un edificio que sirve a muchos fines. Aquí se encuentra entre otros el salón imperial (Reichssaal), en el que a partir del siglo XVI se reunieron en asamblea los príncipes y reyes alemanes junto con el emperador. También está la picota del ayuntamiento, en la que se utilizaron tanto el “potro español” y la “doncella de hierro”, como la “silla para ahogar por inmersión” – aparatos con nombres rimbombantes. Ya antes el lugar era conocido con el nombre de “preguntería”, aunque no eran precisamente los visitantes los que preguntaban..... Y al que no quería responder se le torturaba".
Por desgracia no pudimos entrar, llegamos tarde. No descarto otra visita para resarcirme, voto a bríos.



Unos detalles que me llamaron la atención fueron la puerta de entrada del Antiguo Ayuntamiento donde se ve a un tipo tirando piedras desde lo alto, y el escudo que sostiene el chaval, con las llaves de la ciudad.




Hay tantos lugares allí que merecen la pena visitar, perdiéndose por sus calles, sin tener mucha idea de por dónde vas. A veces ni siquiera sabía qué narices estaba viendo, pero me gustaba mucho, y foto al canto.





Estos rincones me resultaron especialmente fotogénicos, a costa de tener que oir aquello de "le echas fotos casi a cualquier cosa ya , tio". Qué le vamos a hacer, soy así de tontuno.




Espero que alguna vez podáis visitar Regensburg. Y si alguno conoce algo más sobre los diferentes sitios, le ruego que lo comente. Seguro que he metido el gambazo en algún sitio.

Saludos

7 comentarios:

Manuel77 dijo...

To mu bonito y mu ponible, y doy fe que res un culo (gordo) de mal asiento. La verdad es que me entran ganas de viajar pallá, chacho. A ver si me guardas un sitio estas vacaciones.

Gre y/o Evla dijo...

Es precioso, y tus comentarios, buenísimos. Como mi amante esposo y yo somos de los vuestros (cuando has contado lo de verlo todo, me he visto en Granada, pateando la ciudad sin misericordia), quizá nos planteemos hacer un viajecín allí. Es como un cuento.

paparra dijo...

Por Dios, no se os ocurra no visitr alguna vez Baviera. Casi con seguridad cualquier pueblo o ciudad ofrece al visitante un lado turístico necesariamente visitable.

Os recomiendo encarecidamente el viaje.

Ya sabes Manuel que espero que se alineen los planetas y pueda ir este verano. Y si voy, te vienes, no?

maritra dijo...

paparraaaaa!!!!

bonita ciudad la de gonzo (yo tambien visito de vez en cuando el sentido de la vida).

Pero cuando has estado en Alemania? No te ibas ahora?

muy guay me encanta!!

Trinidad dijo...

y muy guay tu nuevo blog, me gusta mas que el otro.

paparra dijo...

Gracias Trini.


Me voy la semana que viene a visitar Berlín en todo su esplendooooorrrr!!! Y Leipzig y Dresden también.
Ya os contaré por aquí qué tal ha sido el viaje.

Por cierto que a mi también me gusta más este que el otro...

Manuel77 dijo...

Pues a mí me gustaba más el otro, ea. Fíjate que bloggfer no tiene la herramienta de expandir entradas! Hay que editar la plantilla y demás....