lunes, 24 de septiembre de 2007

Museo de Pérgamo (y III)



Bueno, creo que ya he dado bat-tante la brasa con este Museo, que seguro que se os ponen los dientes para arañar el parqué. Sobre todo al equipo HP (en la foto) que se quedaron en las mismisimas puertas.
Me dejo algunas cosas en el tintero, como el Mercado de Mileto, que estaba de reformas (el eterno enemigo del turista) y sólo podía admirarse este cacho.



La señora de camiseta blanca no es la azafata, es Valle. Que sois unos liantes.



Aquí el frontal de un templo dedicado a Athena. Os juro que pensé que la línea roja que se ve en la foto era un láser de esos que se ponen en los museos de las películas para que los cacos no hagan de las suyas.



Vaya piscinita que se hizo Nabucodonosor II! Así, con sus bajorrelieves y todo. Por aquel entonces no conocían el Gresite, que si no otro gallo hubiera cantado. Con lo moderno que era el tio...



Un par de mascotas para guardarse el cortijo es lo que viene siendo lo normal, teniendo en cuenta que hay mucho que guardar. Lo mejor que tengan mala leche, si es posible que sean raros, por aquello de acojonar al personal a primera vista. Personalmente los veo un poco como que les falta un afeitado. Valle, ahí, con su mp5 por lo menos, cortesía del museo.



Este león me gustó desde el primer momento. Se le ve un poco atocinao, quizá tendría ardores de la mala cara que tiene. Al fondo, Valle sintonizando "Radio Museo".



En cuanto a la muestra árabe del museo, me quedé cortísimo en fotos. Tienen incluso una bóveda en madera de una sala de la Alhambra de Granada, pequeñita, eso sí. En la foto Valle ya con el "Hola" y el "Qué me cuentas" del Museo en la mano. En "Radio Museo" sólo ponían ya música alemana tradicional, y claro, eso cansa mucho.



Por último, algo que me impresionó un tanto así. La piedra funeraria del ataud de un rey Hitita, con parte de la decoración de la tumba al fondo. No sé porqué esos tipos siempre me han recordado a Conan el Barbaro y sus historias, aunque no tengan nada que ver. En fin, uno que es Friki.

Y con esto termino la Serie del Museo de Pérgamo. Seguro que más de uno tiene el piloto de "visitar Berlín" así como un poco encendido. Es lo normal, no os asusteis. Por mi parte, todavía quedan fotos a cascoporro. No desespereis que están por llegar.

Pónganme a los pies de sus señoras.

2 comentarios:

Manuel77 dijo...

mmmm... las amscotas esas de las puertas están también en londres...

tiene cojones, un cacho de la alhambra en berlín... grrrrr!!!

paparra dijo...

Tego una foto, pero la iluminación es muy mala. Es para verlo, tio.

En fin, que las cosas son así. Donde está la pasta es donde se maneja el mundo... (qué frase más chula me ha quedado)